lunes, 4 de abril de 2016

Concurso de Libro de Artista LIA 2015

Estamos muy felices de que nuestro libro, 21000 princesas obtuviera el 1er lugar.
Lola Horner y yo quisimos invertir bien el premio, en vista de que estamos en deuda con esas 21000 princesas, así que próximamente les tendremos una sorpresa**.

Si quieres conocer el libro, puedes consultarlo aquí o entrar a la pestaña de "libros" de este blog.





**Spoiler: Mandamos a imprimir una versión folletinesca del libro, para repartirlo de manera gratuita durante una serie de presentaciones y performances que realizaremos durante el verano de 2016 en diferentes ciudades de México y de la frontera sur de los Estados Unidos. 

miércoles, 7 de octubre de 2015

Presentación de la colección Axolotl, de Fundación Armella


De izquierda a derecha: Valeria Armella, Andrea Candia Gajá, Sergio Vicencio, Efrén Ordóñez, John Marceline, Catalina Carvajal, Ave Barrera y Estelí Meza. Ilustradores y escritores de los nuevos libros de la colección.

Video de la entrevista:

Teotihuacan, el sacrificio de los dioses
El quinto rumbo
Tlacuache, historia de una cola y
Nezahualcóyotl, Coyote Hambriento

viernes, 11 de septiembre de 2015

De feminismo y literatura, entrevista con The Elephant in the Room



¿Qué hace que nazca una novela?

Creo que primero hay que encontrar una convergencia de varios elementos de la realidad que propicien el nacimiento de una realidad nueva –ficcional–, a veces la suma de un personaje y un misterio, otras veces la suma de un espacio y una historia o cualquier otra combinación detona la idea de lo que podría llegar a convertirse en novela. Entonces viene la parte más complicada: tener la suficiente terquedad para persistir y buscar otros hilos que completen el telar, seguir tejiendo a ciegas, como las tres Moiras, y seguir desarrollando el enredo hasta estar bien, pero bien perdido, luego de pronto encontrarse y volver a perderse y tal vez volver a encontrarse y no morir en el intento.
Una vez que sobrevivimos a esta etapa, viene la talacha de corrección, y aquí las metáforas se vuelven más próximas a la labor del artesano: primero hay que trabajar las capas –reescrivir una, dos, tres, las veces que sea necesario–, adornar aquí y allá con recursos de “estilo” –whatever that means–, recortar florituras innecesarias, volver a repellar y lijar y encerar y pulir, hasta conseguir una forma digna de que alguien más lea.