jueves, 2 de enero de 2014

Entrevista para Reforma

Crea atmósfera rulfiana

Una vieja casona es el escenario. Un pintor, con problemas económicos, acepta falsificar una obra de arte del siglo 16, que se encuentra encerrada en la valiosa finca de Puertas Demasiado Pequeñas. Entre esos paisajes arquitectónicos, se cocina una historia metafísica, de personajes que deben sortear extrañas y excéntricas aventuras para cumplir su objetivo.

Esta narración imaginada por Ave Barrera (Guadalajara, 1980), recibió el Premio Primera Novela Sergio Galindo de la Universidad Veracruzana en su edición 2013, de entre 124 obras provenientes de Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, Costa Rica, Estados Unidos, Inglaterra, España y México.

La autora se inspiró en las calles de Guadalajara en la década de 1990, en la sobria arquitectura de Barragán y el mundo, a veces no tan claro, del arte y las antigüedades.

En una reflexión literaria, Barrera decidió reinterpretar las pausas y silencios de Juan Rulfo, pero también el espíritu del Premio Pritzker.

“Para mí la arquitectura de Luis Barragán es algo así como una interpretación de la literatura de Juan Rulfo; esos silencios, espacios y atmósferas de Rulfo son llevadas a una dimensión arquitectónica en el trabajo de Barragán”, describe.

“La intención que tengo con este trabajo es ‘reinterpretar’ esos silencios que se convierten en espacios y darles otra dimensión literaria distinta”.

Link a la entrevista completa aquí
Vía Reforma.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario