miércoles, 22 de julio de 2015

Nezahualcóyotl, el coyote hambiento


Nezahualcóyotl: coyote hambriento es el relato en primera persona de este emblemático gobernante, famoso por su ingenio, su astucia, su sabiduría, su poesía, pero sobre todo por su amor a la vida. La narración biográfica se intercala con fragmentos de poemas de su autoría, embellecidos con las magníficas ilustraciones de Esteli Meza.

He llegado al final. Pronto mis huesos se convertirán en polvo 
y mi memoria regresará a las estrellas, a la casa del Dador de la Vida.
He visto brillar el sol en el rostro de mi hijo y sé que hay esperanza. 
El mundo ha cambiado y seguirá cambiando, 
pero el sol y la luna no dejarán de arrojar luz sobre nosotros, 
sobre los pueblos de esta tierra, que llegarán a ser un solo pueblo. Sobre el hombre.

Cuando nací, los sabios consultaron a los astros y me dieron un nombre compuesto de dos signos:
 Acolmiztli que significa “brazos de puma” y Nezahualcóyotl, “coyote hambriento”. 
De esta manera quedaría marcado mi destino: 
con la astucia de un coyote salvaje tuve que correr toda mi vida para huir de mis enemigos, 
pero con brazos de puma volví mil veces hasta vencerlos.

En aquellos años de prosperidad, cuando mis brazos todavía eran fuertes, 
planifiqué toda clase de edificios y obras monumentales, 
como si se tratara de hacer castillos de arena junto al mar. 
Con ayuda de muchos hombres diligentes construimos un gran dique 
para separar el agua salada del agua dulce en el Lago de Texcoco, 
y también un acueducto que llevara el agua al valle del águila y el nopal, 
para que la gente viviera mejor, para que en el mundo reinaran el orden y la armonía.


Puedes encontrarlo aquí


No hay comentarios:

Publicar un comentario